Por qué es importante prepararse ahora para el período posparto

5 minutos

br>

Es típico que las mujeres embarazadas hagan planes sobre cómo darán a luz y cómo cuidarán a sus recién nacidos. Hacia el final del embarazo, la mayoría de las mujeres pueden responder preguntas como: «¿Planea amamantar o alimentar a su bebé con fórmula?» o «¿Cuánto tiempo podrá ausentarse del trabajo por su licencia de maternidad?» Sin embargo, preguntas sobre la recuperación posparto, como «¿Qué cambios físicos espera experimentar después de dar a luz?» o «Si tiene dificultades para amamantar, ¿cómo obtendrá ayuda?» Puede ser mucho más difícil para las mujeres embarazadas responder.

Este énfasis en priorizar las necesidades de los bebés recién nacidos sobre las necesidades de sus madres en nuestra cultura se puede atribuir a la falta de conciencia sobre la importancia del período posparto para la recuperación y curación de las madres. Este período de tiempo se ha acuñado recientemente como los «primeros 42 días».

Por qué es importante la preparación posparto

La reciente encuesta de Aeroflow Breastpump sobre la recuperación posparto destacó la falta de educación y recursos de las mujeres para la vida posparto. En esta encuesta de 394 madres estadounidenses, casi la mitad admitió no sentirse preparada para qué esperar y cómo cuidar sus cuerpos en las primeras seis semanas posparto. Además, dos tercios de ellas creían que el período posparto era más difícil de lo que anticipaban.

Las luchas posparto fueron comunes e incluyeron problemas con la lactancia materna (66%), depresión o ansiedad posparto (48%), falta de apoyo social / aislamiento (39%), atención del recién nacido (28%) y complicaciones / inquietudes con la curación posparto (24 %). En general, el 90% de los encuestados consideró que el sistema actual de educar a las madres sobre qué esperar durante el período posparto y los recursos disponibles debe mejorarse.

Los primeros 42 días son un período de gran transición física, mental y emocional para las nuevas madres. Por lo tanto, las mujeres deben informarse sobre qué esperar durante este período de tiempo, lo que incluye lo siguiente:

  • Los cambios físicos pueden incluir una combinación de calambres uterinos, dolor y molestias vaginales y rectales, dolor en los senos, edema (hinchazón de las extremidades) y problemas con el control de la vejiga. Los cambios hormonales posparto también pueden provocar sudores nocturnos, que pueden interferir con el sueño.
  • Las madres que dan a luz por cesárea corren el riesgo de sufrir complicaciones posquirúrgicas, como la cicatrización de heridas y las infecciones.
  • Las madres que amamantan pueden experimentar molestias adicionales relacionadas con la congestión, los problemas de agarre y los calambres uterinos debido a las hormonas liberadas durante la lactancia. Los problemas de lactancia también pueden ser una fuente de estrés y ansiedad importantes para las nuevas mamás.
  • Cambios emocionales y anímicos debido a cambios hormonales. La “depresión posparto” son sentimientos de tristeza que comienzan en los primeros 3-4 días después del parto y se resuelven al final de la segunda semana posparto. Los sentimientos de tristeza, desesperanza y / o estrés que comienzan más de dos semanas después del nacimiento son una señal de alerta para un trastorno de salud mental posparto, como depresión o ansiedad.

Cómo prepararse para el período posparto

Es vital que las mujeres embarazadas aprendan sobre los recursos para ayudarlas a sanar y recuperarse del parto. Esto se evidencia en hallazgos adicionales en la encuesta de Aeroflow que demuestran que más del 75% de las nuevas mamás reportaron no haber recibido ninguna información u orientación sobre dispositivos médicos que puedan ayudar con la recuperación. Además, el 25% informó no tener acceso a la atención necesaria para abordar las luchas que encontraron durante su recuperación posparto.

La preparación para la recuperación de una madre durante los primeros 42 días puede incluir lo siguiente:

Abastecerse de suministros.

Abastecerse de suministros de recuperación posparto con anticipación. Estos incluyen almohadillas, biberones, lavabos de asiento, ablandadores de heces, ropa cómoda y holgada y suministros para la lactancia (almohadillas para el pecho, crema de lanolina, sujetadores de lactancia, almohadas para lactancia y un extractor de leche, si es necesario). Los dispositivos médicos que pueden ayudar con la recuperación incluyen prendas de apoyo para la recuperación posparto aprobadas por la FDA.

Infórmese sobre los cambios físicos.

Aprenda a diferenciar entre cambios físicos normales y síntomas anormales. Entre los síntomas que requieren atención médica (es decir, una llamada al obstetra / ginecólogo o la partera) se incluyen la eliminación de grandes coágulos de sangre (del tamaño de una pelota de golf o más grandes), empapar una almohadilla gruesa en menos de una hora, desarrollar fiebre, empeoramiento de la pierna hinchazón o sensación de que uno podría tener un problema de salud mental posparto.

Consiga mucha ayuda.

Haga arreglos para recibir ayuda durante el período posparto con anticipación. Esto puede incluir pedirles a sus amigos y seres queridos que preparen comidas, que ayuden con las tareas del hogar, la ropa y el jardín, y que ayuden con el cuidado de los niños. Las doulas posparto también pueden ser una excelente fuente de apoyo y pueden ayudar tanto con el cuidado del recién nacido como con las tareas del hogar para que las nuevas mamás puedan descansar un poco.

Planea darte gracia a ti mismo.

Asegúrese de tener expectativas realistas para la recuperación y el cuidado del recién nacido. Prepárese para no ser demasiado duro consigo mismo si el cuidado del recién nacido, la lactancia materna, la pérdida de peso, los planes para ser productiva durante la licencia de maternidad, etc., no salen como lo planearon o lo deseaban.

Inscríbete en grupos de apoyo.

Obtenga más información sobre los recursos para las nuevas mamás. Estos incluyen grupos de apoyo para nuevas mamás (tanto en persona como en línea), fuentes de apoyo para la lactancia y la lactancia materna, consejeros y terapeutas de investigación que se especializan en salud mental materna, libros y exploración de sitios web que se enfocan en la recuperación posparto, la nueva maternidad y la primera 42 días.

No olvide programar el cuidado personal.

Reconociendo la importancia de dedicar tiempo al «cuidado personal». Tomar descansos pequeños y frecuentes para actividades como caminar, leer, salir al aire libre, bañarse, etc., puede afectar significativamente la salud general, el bienestar y la recuperación posparto de las madres.

En conclusión, los primeros 42 días son una de las transiciones más significativas de la vida de una mujer. Por lo tanto, las mujeres embarazadas deben ser educadas y preparadas para esta transición con anticipación para que puedan tener los recursos disponibles para priorizar su recuperación, descanso, curación y bienestar, así como el de sus bebés.