10 consejos para dormir mejor durante el embarazo

4 minutos
10 consejos para dormir mejor durante el embarazo

br>

Dormir lo suficiente durante el embarazo puede ser una tarea difícil. Usted sabe que tendrá dificultades para dormir lo suficiente después de que nazca el bebé, así que trate de descansar lo más que pueda de antemano. El problema es que con todos los cambios que atraviesa su cuerpo, se vuelve difícil dormir por varias razones.

Durante el primer trimestre, las mujeres tienden a tener más sueño a medida que crece la placenta. Lo mejor que puede hacer al principio del embarazo es seguir el ejemplo de su cuerpo y dormir tanto como sea posible. Para el segundo trimestre, la cantidad de sueño que necesita se normaliza, pero otras cosas comienzan a afectar su sueño. Por ejemplo, su creciente barriga hará que necesite orinar con más frecuencia. El tercer trimestre trae complicaciones adicionales que conducen a una mayor interrupción del sueño. Esta interrupción del sueño lo deja cansado y puede tener dificultades para descansar lo suficiente. Además de necesitar orinar con más frecuencia, es posible que también se despierte o tenga problemas para dormir debido a acidez estomacal, síndrome de piernas inquietas, dolor de espalda, calambres en las piernas, patadas de bebé, congestión, demasiado calor y aumento de peso. También podría estar experimentando cambios hormonales y ansiedad por la llegada del bebé.

10 consejos para dormir mejor durante el embarazo

Hay algunas cosas que puede hacer para ayudarse a sí mismo más fácilmente:

1. Beba mucha agua durante el día, pero disminuya la velocidad cuanto más se acerque la hora de acostarse.

Es importante beber mucha agua, pero trate de hacerlo más temprano en el día. Junto con la barriga viene la sensación de tener que orinar con más frecuencia. Si reduce su consumo de agua a medida que se acerca la hora de acostarse, no necesitará levantarse tanto durante la noche.

2. Cuidado con lo que comes.

Tratar de dormir cuando tiene acidez estomacal es incómodo. Para evitar la acidez de estómago, asegúrese de vigilar lo que come. Evite grandes cantidades de alimentos fritos, picantes y ácidos. Si tiene náuseas durante la noche, intente comer bocadillos suaves durante el día para mantener el estómago lleno.

3. Haga suficiente ejercicio y beba suficiente agua.

Si los calambres en las piernas son un problema, asegúrese de mejorar la circulación mediante el ejercicio regular. Asegurarse de mantenerse bien hidratado también puede ayudar en esta área.

4. Duerma sobre su lado izquierdo.

Es importante dormir sobre su lado izquierdo durante el embarazo. Esta posición permite el mejor flujo de sangre al bebé, su útero y sus riñones. Sin embargo, no es una buena idea permanecer acostado boca arriba por mucho tiempo, especialmente después de las 20 semanas de embarazo. La razón de esto es que, cuando se acuesta boca arriba, el útero comprime un vaso sanguíneo importante llamado vena cava. Cuando ese vaso sanguíneo se comprime, interrumpe el flujo de sangre a su bebé y puede hacer que se sienta mareado, con náuseas y con dificultad para respirar.

5. Consiga algunas almohadas.

Las almohadas pueden ser útiles para algunos problemas diferentes. Si tiene acidez de estómago o congestión, elevar la cabeza puede ayudar. Las almohadas específicas para el embarazo también pueden ayudarla a sentirse cómoda. También puede usar una almohada para acolchar las rodillas y ayudarlo a dormir. ¡Todavía duermo con una almohada entre las rodillas aunque no estoy embarazada! Todavía es cómodo.

6. Practique técnicas de relajación.

Apagar los dispositivos electrónicos durante al menos una hora antes de acostarse puede ayudarlo a calmarse. Si experimenta ansiedad, considere otras técnicas de relajación como yoga, un baño tibio, una máquina de sonido, música relajante o masajes. Escribir un diario o hablar sobre sus miedos con respecto al nacimiento o convertirse en padre también puede ayudar a reducir su ansiedad.

7. Duerma siestas siempre que pueda.

Es fundamental descansar lo suficiente durante el embarazo, por lo que si puede tomar una siesta durante el día, debe hacerlo. Las siestas le ayudarán a obtener el descanso adicional que necesita.

8. Reduzca la cafeína.

Si tiene problemas para dormir, la cafeína también puede contribuir al problema. Es posible que desee reducir o eliminar la cafeína por completo y ver si ayuda. Evite la cafeína más tarde en el día y tenga en cuenta que la cafeína también está presente en el té, los refrescos, el chocolate, las bebidas energéticas y ciertos medicamentos, como los remedios contra la gripe y el resfriado.

9. Pida ayuda con los niños mayores.

Si tiene hijos mayores, pídale ayuda a su pareja si se despiertan por la noche o si necesita tomar una siesta. Ya es bastante difícil dormir lo suficiente durante el embarazo, pero si se despierta constantemente para atender a otros niños, perderá aún más sueño. Así que pídale ayuda a su pareja con esos despertares, pídale que los lleve a algún lugar durante el día para que pueda tomar una siesta a escondidas, o pídale que se levante con ellos por la mañana para que pueda dormir más tarde.

10. Hable con su médico si tiene dudas.

Si tiene problemas médicos o insomnio persistente, asegúrese de hablar con su médico. Es posible que tenga algunas recomendaciones adicionales que pueden ayudarla a dormir lo suficiente durante el embarazo.

El embarazo puede ser agotador, por lo que es fundamental descansar lo suficiente. Asegúrese de cuidarse y pedir ayuda cuando la necesite.